¿Qué te gustaría ver?
 

Documental - Sal, Lágrimas de la Tierra


Comentar
 
 
 
Idioma: Subtitulos: No


En algunos lugares la tierra sigue siendo como era en sus orígenes: yerma, desierta y sin vida. Sin embargo, allí es donde encontramos la fuente de la vida, la sustancia que cubre las heridas de la

En algunos lugares la tierra sigue siendo como era en sus orígenes: yerma, desierta y sin vida. Sin embargo, allí es donde encontramos la fuente de la vida, la sustancia que cubre las heridas de la tierra: la sal. El agua arrastra este mineral de las rocas volcánicas y lo lleva hasta los océanos. Cuando los ríos alimentan cuencas, estas aguas saturadas forman extensos lagos, algunos de ellos verdaderos mares interiores. Pero el clima cambia y a medida que decrecen las lluvias, los ríos que alimentan estos lagos se secan. El viento y el sol evaporan extensiones superiores de agua. Lo que queda atrás es un mar seco de finos cristales blancos.

El altiplano es extenso. No hay carreteras que crucen el salar de Uyuni, en Bolivia. Una vez a la semana un vehículo atraviesa 115 km para llegar a una aldea al límite de este desierto de sal, el más grande del mundo.

La sal es la esencia de la vida y allí todo el mundo vive del comercio de sal. Los habitantes van a las llanuras al amanecer para recoger la sal, pero no es fácil conseguirla porque esos parajes parecen el fin del mundo y están rodeados por una ciénaga casi impenetrable. El ritmo de trabajo puede parecer lento porque a casi 3.500 metros sobre el nivel del mar cada palada pesa el doble. Además, sin protección estos hombres se quedarían ciegos en un solo día. En este escenario extremo da comienzo este interesantísimo documental sobre la sal, las lágrimas de la tierra.


Relacionados
La Catedral de Vida

Aceite Santo - Una Historia Cultural del Aceite de Oliva

Agricultura Ecológica

Top Secret: Agua - La Investigación de un Fenómeno Inexplicable

Los Árboles de la Fruta de la Tentación


Cargando comentarios de Disqus